Transparencia

Hay un test que tenemos en nuestra web que se llama "Autoevaluación Sistémica de Horn y Brick". Se trata de un test en el que respondes unas cuantas preguntas divididas en varias secciones, y las respuestas se traducen en un porcentaje de desajustes sistémicos (algo así como ámbitos que producen malestar) en la empresa. Es un test muy interesante que te recomiendo hacer independientemente del puesto que ocupes en tu empresa. Hay preguntas que te sorprenderán.

Pues bien, hay unas cuantas que hablan sobre la Transparencia en las organizaciones. Yo he hecho este test en varias ocasiones, y son pocas las empresas en las que la transparencia forma parte de los valores de su cultura. Aquí te dejo unas cuántas preguntas interesantes del test, que quizá te ayuden a valorar cuánto conoces el lugar en el que trabajas.  

  • ¿Conocen los empleados la situación financiera de la empresa?

  • ¿La razón de ser de la empresa (productos, servicios) es conocida explícitamente por todos?

  • ¿Se hablan abiertamente las crisis?

  • ¿Se admiten los errores?

  • Si ha habido despidos o mucho cambio de personal, ¿se habla bien de los antiguos?

  • ¿Se reconoce la competencia y el éxito?

  • ¿Se habla con respeto de los clientes en la empresa?

La información es poder para hacer las cosas bien. También para poner la zancadilla al de al lado, pero no es mi estilo, y la cuestión de los compañeros que ponen la zancadilla en lugar de ayudar es tema para otro post. En esta ocasión, lo que quiero resaltar es que la información te da poder para decidir hacer las cosas de una u otra manera, pudiendo tener a la vista el bien común.

Cuando la información fluye en las empresas y no se ocultan datos básicos como facturación, clientes, estrategia, es más sencillo tomar decisiones en el ámbito de tu responsabilidad y/o preguntar cuál es la mejor decisión a tomar en cada caso.

Cuando esto no ocurre, es como andar por un campo de minas, nunca sabes si en la siguiente pisada te va a explotar algo en la cara. Puede ser la queja de un cliente, la bronca de tu jefe, una mala mirada de un compañero... y tú sin saber en qué momento has metido la pata.

La información te permite colocarte en un lugar donde puedes tener una visión más amplia que la que te otorga tu puesto de trabajo. Te permite ver qué hacen los demás en la cadena de procesos; los que van por delante o detrás de ti, los que van en paralelo, los que van en transversal. Todos los procesos son igual de importantes , es necesario dar valor a todos ellos. Y además todos son interdependientes, si uno falla, la mayoría se resienten.

Así que cuando no hay transparencia y no conoces la empresa en la que trabajas, los procesos te pueden parecer algo ajeno; solo conoces aquellos en los que participas y crees que son los únicos importantes. Por lo tanto, no eres consciente de que es más efectivo para la empresa que todos los procesos se realicen de manera "adecuada", en lugar de que unos se realicen de manera brillante y otros sean un desastre. Si miras solo el que tienes delante (porque desconoces el resto) podrás hacer brillar tu departamento, pero el conjunto de la empresa se resentirá. 

 Cuando eres el líder y decides sobre la cultura de tu empresa, puedes pensar que mostrar las entrañas de la organización te vuelve vulnerable, puede ser, pero mostrar lo que eres, lo que tienes y dónde quieres llegar, es la mejor medicina para la motivación, para crear un equipo que reme en la misma dirección y con el mismo brío.


DESigualdades