Sonrisa anónima

La sonrisa anónima que regalo a los transeúntes que me cruzo a diario es como la gota de rocío que refleja la luz solar sobre el caparazón de una tortuga... no es imprescindible para sobrevivir, pero lo es para soñar una vida que merezca ser vivida.
Sonrisa anónima
utilitas, el valor de la escucha, Ibon Urretavizcaya 15 julio, 2013
Compartir
Archivar
Llanto desconsolado
Cuando el calor emocional sube por mi garganta y quema mis globos oculares... ya es tarde para negar lo evidente, el llanto desconsolado socialmente incomprendido es preferible al triste intento entrecortado de contener la vida.