Contabilidad vital
No contabilizo ni los minutos vividos, ni los segundos que previsiblemente me quedan por disfrutar. Como nadie posee el tiempo nos sentimos libres de derrocharlo o de exprimirlo al máximo, bendito libre albedrío.
Por mi tripa
"No quiero estar ni un minuto más deshojando una verdad que nos mira a la cara de cerca y no se larga. No quiero ser el que sabe más, ni el que nunca falla. Detesto ser el que va detrás y te levanta"(Pereza)