La consultoría sistémica trabaja con las organizaciones asumiendo que son sistemas complejos, con un principio que las rige, una misión, una visión... Tratamos de intuir cuál es su forma de “ser”, y le acompañamos a través de los diferentes niveles sistémicos para dar lugar a lo emergente y desarrollar todo el potencial, alineado con su principio rector.


Los equipos de trabajo y de alto rendimiento, son una estructura de trabajo habitual. Acompañamos a que el equipo mejore su eficacia definiendo el rol y la responsabilidad de cada integrante, programando reuniones efectivas donde cada integrante consiga desplegar su máximo potencial, generando espacios de conversación y aprendizaje.


Acompañamos a las personas del equipo directivo durante el proceso que se vaya a realizar en la organización. En este acompañamiento, les mostramos herramientas que pueden tener disponibles para afrontar y gestionar los cambios que se pueden producir en la organización, a medida que vamos realizando nuestra intervención.

“La mirada sistémica nos permite ver más allá de la realidad cotidiana para tomar en consideración dinámicas, patrones, conexiones, lo emergente del sistema, el conjunto del sistema en movimiento”